miércoles, 18 de abril de 2018

Books from the Crypt #139: YOKAI ATTACK! Guía de supervivencia de los monstruos japoneses

Título:   YOKAI ATTACK! Guía de supervivencia de los monstruos japoneses
Título original: YOKAI ATTACK! The Japanese Monster Survival Guide
Año: 2017
Autores:  Hiroko Yoda y Matt Alt, Tatsuya Morino (Ilustr.)
Género: Cuentos de terror y fantasmas
Sinopsis:
Los yōkai son una especie de seres etéreos, que normalmente aparecen por la noche, a los que muchos dicen haber visto, pero que cada persona describe de forma diferente. Este libro es el resultado de muchas horas dedicadas a investigar la información y las descripciones presentes en una gran variedad de fuentes, incluyendo microfilmes de dibujos y grabados del siglo XVIII procedentes de la Biblioteca Nacional de Tokio.

Las ilustraciones, creadas por el genial Tatsuya Morino, detallan la posible apariencia de cada yōkai. Además, junto a cada monstruo aparece su descripción y características, algo muy útil en caso de un posible encuentro.

Así que olvida a Godzilla, a Ultraman y a los Power Rangers. A Sadako de La Señal (The Ring) y al escalofriante niño de La Maldición (The Grudge). Olvida todo lo que sabes sobre los cuentos de terror japoneses porque Yōkai Attack! te confirmará lo que, seguramente, ya sospechabas: que Japón no solo es el país en el que habitan los monstruos más terroríficos y desconocidos, también es el que tiene a los más originales y fascinantes.

Yōkai Attack! es tu guía definitiva para conocer e identificar a estos tenebrosos monstruos del Japón tradicional. Una lectura esencial para los aficionados a las novelas de terror, a la cultura japonesa y al manga y anime.

Crítica:
Yōkai Attack! es el primer libro de la trilogía Attack!, compuesto por Yōkai Attack!, Yurei Attack! y Ninja Attack! (este último aún no publicado en España en el momento de escribir esta reseña). Editado en España por la editorial Quaterni, especializada en literatura del Lejano Oriente, es un interesante libro que, a modo de guía de supervivencia, describe una serie de yōkais mediante fichas en las que se puede leer su historia, descripción, modus operandi y como sobrevivir a un encuentro con una de estas criaturas. También sirve como complemento a la Guía Ilustrada de Monstruos y Fantasmas de Japón (Books from the Crypt #94: Guía Ilustrada de Monstruos y Fantasmas de Japón) publicada por la misma editorial.

En el caso de Yōkai Attack! nos encontramos ante un excelente trabajo de investigación sobre el folclore japonés, centrado en los diferentes seres fantásticos, mitológicos y legendarios de este país. No pretende ser una guía exhaustiva, pues, de lo contrario contaría con muchos tomos y sería de mayor longitud de páginas. Se trata de un atisbo a algunas de las criaturas más conocidas o llamativas del imaginario cultural japonés, aportando interesante información sobre estos seres, que resulta de gran interés para japonófilos y para aficionados al terror y el folclore en general. Vale la pena destacar que el ilustrador, Tatsuya Morino, trabajó como ayudante del genial artista del manga Shigeru Mizuki, cuya obra GeGeGe no Kitarō es un despliegue de todo tipo de yōkais y es muy popular en Japón. La influencia de Mizuki se nota mucho en el estilo de las ilustraciones, que, de forma adicional, beben a menudo de los trabajos de Sekien Toriyama, autor original de la Guía Ilustrada de Monstruos mencionada más arriba. Así podemos encontrarnos, junto con las excelentes fichas de cada criatura, una ilustración que, a menudo, es una revisión de una de las obras de Sekien adaptada a tiempos contemporáneos.

En conjunto, Yōkai Attack! es un libro altamente recomendable, que cuenta con una interesante y amena selección de criaturas y un listado de recursos que incluye páginas web y películas relacionadas con los yōkais. Se trata de una guía imprescindible para conocer mejor el folclore de los monstruos japoneses y una fuente de información para cualquiera interesado en el terror de este lugar del mundo. Junto con su segunda parte, Yurei Attack!, y la Guía Ilustrada de Monstruos y Fantasmas de Japón, podemos familiarizarnos con esta parte de la cultura nipona y comenzar a conocer este fascinante aspecto del país del sol naciente.

sábado, 14 de abril de 2018

La casa torcida (2017)

Título: La casa torcida
Título original: Crooked House
País: Reino Unido
Productora: Brilliant Films / Fred Films
Directores: Gilles Paquet-Brenner
Guión: Julian Fellowes (Novela: Agatha Christie)
Reparto: Glenn Close, Terence Stamp, Christina Hendricks, Gillian Anderson, Max Irons, Stefanie Martini, Amanda Abbington, Julian Sands, John Heffernan, Roger Ashton-Griffiths, Christian McKay, Honor Kneafsey, Preston Nyman, Jenny Galloway, David Cann
Sinopsis:
Aristides Leónides es el patriarca de una adinerada familia de origen griego que será asesinado poco después de que su nieta presente a la familia a su prometido, hijo de un detective de Scotland Yard, que será quien deberá resolver el crimen. Adaptación de la novela de Agatha Christie. (FILMAFFINITY)

Crítica:
La casa torcida, película de retrasado estreno en España, es una adaptación de la novela homónima de Agatha Crhistie. Se trata de uno de los más enrevesados y retorcidos misterios de la escritora británica, ambientado en, tal y como indica su título, una casa torcida. Se trata de un hogar que ha sido gobernado con mano férrea por el patriarca familiar, un hombre obsesionado con el control y que procuró tener a toda su descendencia bajo su manto. Con la muerte de Aristides Leónides se inicia la investigación sobre las verdaderas causas de su muerte, mostrando poco a poco un enmarañado complejo de odios, pasiones, intrigas y rencores, en la que prácticamente todos los habitantes de la casa tienen o parecen tener motivaciones para haber cometido el asesinato.

La película cuenta con un reparto excepcional a la altura de las circunstancias y una dirección que sabe manejar el tiempo y el tono para adaptar la atmósfera característica de una novela de Agatha Christie. Por ello, el espectador no debe esperar una película detectivesca con un ritmo rápido o frenético. La acción se desarrolla de forma pausada, de manera que asistimos a la presentación de todos los personajes y podemos ir conociéndolos, así como estudiar sus interacciones. Esto se adapta perfectamente al modus operandi de Christie, que siempre se toma su tiempo para que el lector pueda asistir poco a poco al avance de la trama y pueda hacer cábalas sobre la identidad del asesino. No faltan los clichés propios de la autora, que se repiten en la mayor parte de sus obras. Quizá, un punto más gris sea el que el detective es un personaje más anónimo, exclusivo de esta novela, en lugar del famoso Hercules Poirot o la entrañable pero aguda Miss Marple. Sin embargo, actúa perfectamente como conductor, ya que la película se centra principalmente en seguir sus andanzas e investigaciones que, como en toda novela de Agatha Christie se realiza principalmente a través de las conversaciones e interacciones del detective con los diversos sospechosos.

La casa torcida es una interesante adaptación de una de las grandes autoras del género de misterio y detectives, sabe aprovechar y adaptar el entorno y atmósfera característicos de las obras de la autora y logra hacer que el espectador se sienta dispuesto a tratar de averiguar quien es el asesino. El ritmo pausado ayuda a ello. A causa de esto, es una película recomendable de ver para disfrutar de una buena historia detectivesca de corte más clásico.

jueves, 5 de abril de 2018

Shin Godzilla (2016)

Título: Shin Godzilla
Título original: Shin Gojira (シン・ゴジラ)
País: Japón
Productora: Toho Company / Cine Bazar / Toho Pictures
Directores: Hideaki Anno,  Shinji Higuchi
Guión: Hideaki Anno
Reparto: Satomi Ishihara,  Hiroki Hasegawa,  Yutaka Takenouchi,  Akira Emoto,  Kengo Kôra, Jun Kunimura,  Ren Ohsugi,  Mikako Ichikawa,  Pierre Taki,  Mark Chinnery
Sinopsis:
Godzilla, fuerza destructiva insondable para el hombre, resucita en el Tokio de hoy en día para acosar de nuevo ala civilización. Un país aún atormentado por las secuelas de un desastre natural, experimenta de repente el horror catastrófico de Godzilla. Apremiado por la muerte y la desesperación, Japón deberá encontrar el poder para superar este desafío. Primera película de Godzilla realizada en Japón desde "Godzilla: Final Wars" (2004) de Ryuhei Kitamura. Dirigida por Hideaki Anno ("Evangelion") y Shinji Higuchi ("Attack on Titan"). (FILMAFFINITY)

Crítica:
Shin Godzilla es el retorno a su país de origen del que puede ser el monstruo más icónico del cine japonés. Tras el salto a la gran pantalla del Godzilla de Legendary en 2014, iniciando así un kaijuverso que ha continuado con Kong: La Isla Calavera, los japoneses tenían que demostrar que el auténtico Godzilla tiene que salir del país del sol naciente. Y es que no hay que olvidar que fue en 1954 cuando este lagarto radiactivo acosó por primera vez Japón, dándose a conocer al mundo en una de las maravillas del cine, una de esas películas que, pese a las carencias que se puedan apreciar con el paso del tiempo, ha envejecido muy bien. Godzilla, Japón bajo el terror del monstruo fue una película que supuso un antes y un después en la cinematografía. Aunque con el paso del tiempo la calidad cinematográfica del coloso radioactivo tuvo bastantes altibajos y, pese a todo, hubo algún intento americano poco afortunado por tratar de resucitarlo (el poco acertado Godzilla de Roland Emmerich de 1998), 2014 supuso el comienzo de una nueva etapa. Y la Toho, creadora del primer Gojira, tenía que ser la encargada de hacer la nueva versión japonesa.

En esta película nos encontramos con una nueva versión del clásico monstruo, en la que la Toho lo redefine y rediseña, aportándole una nueva apariencia que bebe directamente del clásico original. Pero van mucho más allá. Y es que esta película supone basarse en la original pero reinventándola a nuestro tiempo, actualizándola. El bombardeo nuclear de Hiroshima y Nagasaki da lugar al desastre de Fukushima y la amenaza atómica sigue siendo el trasfondo tras el origen del monstruo. Pero aquí, en lugar de presentar a Godzilla en todo su esplendor desde su primera aparición, vemos una reinvención de la criatura, que va evolucionando y mutando hasta alcanzar el aspecto final. Así la criatura se vuelve cada vez más aterradora y terrible, pues su nivel de amenaza va aumentando progresivamente. Nos encontramos ante un kaiju, el primero en saltar a la fama y prácticamente iniciador del género del Kaiju Eiga. No es un monstruo gigante más, es un dios encarnado, imparable, casi indestructible y completamente indiferente al ser humano, que tan sólo es una molestia en su camino.

Como ya sucede en la versión original, la película se centra en los destrozos ocasionados por el monstruo y los intentos del gobierno por encontrar una forma de detenerlo. Las sesiones del gabinete de ministros con el Primer Ministro nipón son parte importante de la trama, así como las acciones del Comité Godzilla, el órgano que se crea para buscar la mejor forma de combatir a la criatura. No hay que olvidar que, a fin de cuentas, Godzilla (1954) y Shin Godzilla (2016) siguen un mismo esquema y un propósito similar: mostrar la lucha desesperada del gobierno japonés para enfrentarse a una amenaza nuclear prácticamente imparable. Y en esta última versión Godzilla hace honor a esta característica. Es mucho más terrible que su versión original, mucho más poderoso y peligroso. Esta película es un homenaje a su versión primigenia, a esa cinta de 1954 que resultaba aterradora y cargada de drama y suspense. Y aquí, aunque las escenas del monstruo destruyendo la ciudad a su paso, no podemos evitar tener en cuenta que, lo realmente importante, es la reacción del gobierno a esta crisis. Es difícil no establecer comparaciones con La Guerra de los Mundos de 1953, pues en ambas películas se plasma perfectamente la desesperación y la indefensión del ser humano contra este tipo de amenazas.

Por ello, la película cumple completamente sus objetivos: es un retorno de Godzilla a Japón por todo lo alto, que como película de kaijus es impresionante, y rinde correctamente un sincero y merecido homenaje a la película de 1954. Tanto en sus aspectos de destrucción de la ciudad, con el monstruo desatado en todo su poder, imparable, como en la trama más centrada en la acción y medidas del gobierno nipón, resulta una película muy buena, muy recomendable. Tan sólo hay que recordar que se trata de una película japonesa, por lo que la acción no es frenética, se desarrolla de forma más pausada, con un estilo narrativo muy propio de este país y que puede resultar fatigoso para alguien no acostumbrado. Por lo demás, es una de esas películas que hay que ver.

lunes, 26 de marzo de 2018

Pacific Rim: Insurrección (2018)

Título: Pacific Rim: Insurrección
Título original: Pacific Rim: Uprising
País: Estados Unidos
Productora: Coproducción Estados Unidos-China; Universal Studios Home Entertainment / Double Dare You / Legendary Pictures / Perfect World Pictures
Director: Steven S. DeKnight
Guión: Travis Beacham, Emily Carmichael, Kira Snyder, Guillermo del Toro, Steven S. DeKnight (Historia: T.S. Nowlin )
Reparto: John Boyega, Scott Eastwood, Cailee Spaeny, Tian Jing, Adria Arjona, Levi Meaden, Charlie Day, Rinko Kikuchi, Burn Gorman, Ivanna Sakhno, Nick Tarabay, Dustin Clare, Karan Brar, Daniel Feuerriegel, Madeleine McGraw, Shyrley Rodriguez, Rahart Adams, Zhang Jin, Jaime Slater, Lily Ji, Luke Judy, Mackenyu 
Sinopsis:
Un futuro cercano. Han pasado 10 años tras la primera invasión que sufrió la humanidad, pero la lucha aún no ha terminado. El planeta vuelve a ser asediado por los Kaiju, una raza de alienígenas colosales, que emergen desde un portal interdimensional con el objetivo de destruir a la raza humana. Ante esta nueva amenaza, los Jaegers, robots gigantes de guerra pilotados por dos personas para sobrellevar la inmensa carga neuronal que conlleva manipularlos, ya no están a la altura de lo que se les viene encima. Será entonces cuando los supervivientes de la primera invasión, además de nuevos personajes como el hijo de Pentecost (John Boyega), tendrán que idear la manera de sorprender al enorme enemigo, apostando por nuevas estrategias defensivas y de ataque. Con la Tierra en ruinas e intentando reconstruirse, esta nueva batalla puede ser decisiva para el futuro.... Secuela de 'Pacific Rim' (2013). (FILMAFFINITY)

Crítica:
Pacific Rim: Insurreción es la segunda parte de la película de Guillermo del Toro que demostró que el género de robots gigantes de estilo manganime tiene potencial en el cine comercial. Siguiendo el esquema establecido por la primera parte, nos encontramos con una cinta cargada de acción, con impresionantes efectos visuales y que está dirigida a un público que quiera asombrarse y disfrutar de combates entre monstruos gigantes y robots gigantes. El argumento no es demasiado profundo, ya que pretende entretener sin más complejidades. Los personajes resultan más corales y con más personalidad que en la primera entrega y la película resulta también más irreverente. También hay que destacar que el guión va más allá de los cánones de la primera película y establece una trama más interesante y con algún giro argumental sorprendente.

Es un placer ver de nuevo a la actriz Rinko Kikuchi, aunque adopta un papel muy secundario. Por otro lado, los demás actores dejan un buen listón dentro de lo que se espera de esta película: entretenimiento sin pretensiones y sin complicaciones. La cinta se disfruta desde el primer momento y nos muestra unos diseños tanto de robots como de kaijus muy interesantes. En este aspecto vale la pena destacar que el aspecto gráfico ha pasado por una evolución: desde los modelos MkI a Mk V de Jaegers de la primera entrega, pasamos a unos robots cada vez más estilizados y con una estética donde la influencia del manganime es muy presente. En cuanto a los kaijus, nos encontramos con unos monstruos que se alejan del concepto estético original (basados en animales de la Tierra teratológicamente modificados en su aspecto y tamaño) a seres de aspecto nada común.

En conclusión, es una película agradable de ver, interesante, divertida y sorprendente, a la que se debe acudir con ánimo de pasar un tiempo ameno y sin pretensiones. Así se puede disfrutar como un entretenimiento que cumple con las expectactivas.

sábado, 24 de marzo de 2018

Books from the Crypt #138: Scrap Trek

Título:  Scrap Trek
Año: 2012 (vol.1), 2017 (vol. 2 y 3)
Autor:  Jordi Bayarri
Género: Ciencia ficción / Humor / Erótico
Sinopsis:
Scrap Trek Volumen 1 recoge los diez primeros capítulos de esta serie de ciencia ficción para adultos repleta de sexo, naves y alienígenas. Únete a Rebecca, Dun, Nector, Halo y Hylo en sus aventuras repletas de sexo más allá de los confines del espacio.

Scrap Trek Volumen 2: Siguen las aventuras de Rebecca, Dun, Nector, Halo y Hylo, la alocada tripulación de la "Caronte" que recorre el espacio buscando chatarra espacial y copulando con todo bicho viviente por el camino. Únete a sus aventuras más allá de los confines de la galaxia en esta serie de ciencia ficción para adultos repleta de sexo, naves y alienígenas.

Scrap Trek Volumen 3: Tercer tomo con las aventuras de la tripulación de la "Caronte" los chatarreros espaciales más locos y más cachondos a este lado de la Nebulosa del Cangrejo. No te pierdas las andanzas de Rebecca, Dun, Nector, Halo y Hylo y los nuevos compañeros de aventuras que encontrarán en este tercer volumen.

Crítica:
Scrap Trek es un comic en tres volúmenes de Jordi Bayarri publicado por la editorial Anillo de Sirio. Se trata de una space opera cargada de humor y con un contenido sexual explícito que lo cataloga como una obra para público adulto. Narra las vivencias de Rebecca, una capitana propietaria de su propia nave y su tripulación que se dedican a recoger basura espacial. Y, entre trabajo y trabajo, o durante los mismos, pues, también se dedican a satisfacer sus instintos primarios y matar el aburrimiento con todo tipo de juegos sexuales. Pero aunque las escenas de sexo no faltan precisamente, ya que al menos hay una por capítulo, hay también bastantes notas de humor y tramas que se desarrollan elaborando una historia ligera, amena y divertida. Vale la pena destacar que las peripecias sexuales de los protagonistas son muy variadas, por lo que no es recomendable para la gente que tenga complejos, prejuicios o falta de una mente abierta a la hora de asimilar la existencia de diferentes roles sexuales. Y es que los protagonistas son todos pansexuales, por ello podemos ver relaciones entre mujeres, hombres y mujeres, hombres y hombres, robots y alienígenas variados.

Dibujado y narrado con el característico estilo de Bayarri, nos encontramos ante un comic entretenido que, más allá de su excelente y llamativo contenido para adultos, de indudable calidad gráfica y que explota una amplia variedad de opciones y posibilidades, nos encontramos con una historia ligera que anima a la lectura y viene bien para tomar ese descanso para la mente de asuntos más pesados. Es una excelente forma de introducirse en el mundillo del comic erótico y pornográfico, además de conocer el estilo y talento de Jordi Bayarri, un dibujante que ha logrado aquello que muchos anhelan: el lograr dedicarse a lo que le gusta. Así, nos encontramos con una obra de un autor que vale la pena conocer por su versatilidad, estilo característico y talento.

jueves, 15 de marzo de 2018

Turismo literario: El rastro de H. P. Lovecraft

El Turismo literario, o viaje literario, es una modalidad de turismo cultural que se desarrolla en lugares relacionados con los acontecimientos de los textos de ficción o con las vidas de sus autores. Esto podría incluir seguir la ruta de un personaje de ficción en una novela, visitar los escenarios en que se ambienta una historia o recorrer los sitios vinculados a la biografía de un novelista.
Fuente: Wikipedia

Howard Phillips Lovecraft (/ˈlʌvkræft — ˌkrɑːft/ Providence, Estados Unidos, 20 de agosto de 1890 – ibídem, 15 de marzo de 1937), mejor conocido como H. P. Lovecraft, y proclamado como Maestro del Horror Cósmico, es una escritor estadounidense cuya obra incluye novelas y relatos de terror, fantasía onírica y ciencia ficción. Es un gran innovador en el cuento de terror, siendo el principal creador del género de terror materialista y padre y desarrollador de los Mitos de Cthulhu, mitología a la que dio a luz y amplió con la ayuda de otros escritores por vía epistolar o en conversaciones en persona. Su legado hoy en día sigue vivo y vigente y ha sido continuado por muchos otros autores desde su fallecimiento. Además de la narrativa de terror materialista, en la que dejaba de lado los componentes sobrenaturales habituales, Lovecraft desarrolló el género epistolar, la poesía y el ensayo. Está considerado como uno de los autores más influyentes de la literatura fantástica del siglo XX.

La vida literaria de Lovecraft mantuvo una evolución constante que le llevó a pasar por diversas etapas marcadas por las influencias de autores a los que admiraba.
  • Etapa gótica (1905 - 1920), con la influencia de Edgar Allan Poe. Es su etapa más clásica, donde abundan elementos del género gótico: grandes y antiguos castillos, páramos lejanos y desolados, la noche como liberadora del mal. Destacan The beast in the cave (1905) y The outsider, impresa después (1921), pero compuesta antes.
  • Etapa onírica (1920 - 1927), bajo la influencia de Lord Dunsany. Estas historias se desarrollan en un mundo onírico fantástico, las Tierras del Sueño, que bebe de la obra de Dunsany por la atmósfera de los relatos. También incluye referencias a otras mitologías y le da su propio y personal carácter a este mundo. Vale la pena destacar: The cats of Ulthar (Los gatos de Ulthar) (1920), The Silver Key (La llave de plata) (1926) o, su cumbre, The dream-quest of unknown Kadath (La búsqueda onírica de la desconocida Kadath) (1926-27; publicada en 1943).
  • Mitos de Cthulhu (1927 - 1937). influenciado por Arthur Machen, Ambrose Bierce, Algernon Blackwood y William Hope Hodgson. Esta etapa desarrolla por completo la mitología del Ciclo de Cthulhu, lo que Lovecraft denominaba su yog-sothotheria. Son obras de horror cósmico ambientadas principalmente en Nueva Inglaterra. Las más características son: La llamada de Cthulhu (1926), El horror de Dunwich (1928) y La sombra sobre Innsmouth (1931), entre otros.

Providence, Rhode Island
Providence es la capital y la ciudad más grande de Rhode Island en los Estados Unidos, y una de las primeras ciudades en ser fundadas en ese país.​ Ubicada en el condado de Providence, la ciudad es la segunda más grande de Nueva Inglaterra.

Providence fue fundada en 1636 por Roger Williams con el nombre de "Providence" (Providencia, en nombre de la guía y cuidado de Dios), como refugio para los disidentes religiosos perseguidos. Está ubicada en un territorio que estaba bajo el dominio de los indios Narragansett, conocido como "Bahía Narragansett". Sin embargo, muchas partes de Providence fueron quemadas durante un conflicto entre los colonizadores ingleses y los indígenas, la guerra del rey Felipe entre 1675 y 1676.

Durante el cuarto siglo siguiente, el crecimiento de Providence fue lento (1.446 habitantes en 1708), pero en 1730 había 3.916 habitantes. En esta época, Providence se convirtió en una ciudad de pesca y comercio marítimo. Después de la guerra de la Independencia de los Estados Unidos, la economía llegó a otorgar más importancia a la manufactura.

Providence fue oficialmente establecida como una ciudad en 1831, y fue designada como una de las capitales de Rhode Island (junto con Newport) en 1854, y en 1900 se hizo la capital exclusiva del estado.

Fuente: Wikipedia

Providence, Rhode Island

Lovecraft en Providence
Fuente: NY Times
Providence es la ciudad natal de Lovecraft y el lugar donde pasó la mayor parte de su vida. Por ello, en esta ciudad podemos encontrar lugares destacados que inspiraron al autor y que forman parte del paisaje de sus relatos.
  • Rhode Island Historical Preservation & Heritage Commission. Es la agencia estatal para la preservación histórica y del patrimonio. La Commission opera en programas de preservación histórica a nivel estatal que identifica y protege edificios históricos, distritos, estructuras y lugares arqueológicos. La Commission también desarrolla programas para documentar y homenajear el rico patrimonio cultural de la gente de Rhode Island. Para conocer mejor la Providence de las primeras décadas del siglo XX, este lugar es una parada obligatoria.
  • Ladd Observatory. El histórico Ladd Observatory abrió en 1891 bajo la dirección del Prof. Winslow Upton. Adscrito al Department of Physics de la Brown University, fue un lugar habitualmente visitado por H. P. Lovecraft.
  • Providence Athenaeum. Biblioteca independiente fundada en 1753. Era un lugar donde H. P. Lovecraft pasaba muchas horas y donde su gran inspirador, Edgar Allan Poe, estuvo también antes.
  • 65, Prospect Street. Es la dirección del último hogar donde vivió Lovecraft en Providence.
  • Fleur-de-Lys Studio. Un ejemplo temprano de las artes y arquitectura de Rhode Island, este estudio posee una característica fachada que se conserva gracias a los esfuerzos del Art Club de Providence. En este lugar residía Henry Anthony Wilcox, creador del grabado en arcilla en el relato "La Llamada de Cthulhu".
  • Stephen Harris House. Casa que aparece en el relato "La casa apartada" (The Shunned House"), donde Lovecraft establece su propia versión del mito del vampiro.
  • H. P. Lovecraft Memorial Square. Cerca de la bibloteca John Hay, en la intersección de Prospect y Angell streets, se encuentra este parque en memoria de H. P. Lovecraft. Durante el centenario de su nacimiento, en 1990, se instaló una placa memorial dedicada a este escritor.
  • Swan Point cemetery. En este bello y pacífico cementerio ajardinado se encuentra la tumba de H. P. Lovecraft. Es una visita obligada para todo aquel que siga el rastro del Maestro del Horror, además de un hermoso ejemplo de la arquitectura y diseño de cementerios.

sábado, 10 de marzo de 2018

InSpectres

Luchamos contra el mal para que usted no tenga que hacerlo.

InSpectres es un juego de rol sobre el floreciente negocio de la investigación y la eliminación de los fenómenos paranormales. Los jugadores interpretarán a los trabajadores en nómina de una franquicia de InSpectres, la empresa líder del sector.

Funda tu propia franquicia de InSpectres y procura tener una buena cartera de clientes para que los jefes presenten unos prósperos resultados en la declaración trimestral. ¡Procura que esa casa encantada no vuelva a dar más problemas o tendrás que dar muchas explicaciones!
InSpectres ofrece partidas rápidas, llenas de humor y horror a partes iguales.
  • Crea y gestiona tu propia franquicia de InSpectres. ¿Conseguirás mantenerla a flote?
  • Mecánicas novedosas para que la investigación sea algo realmente divertido.
  • Manipula la propia narración con «El confesionario». ¡Lo nunca visto!
  • Reglas para interpretar personajes preternaturales: vampiros, zombis, hombres lobo... ¡y muchos más!
InSpectres es un juego de rol de comedia de terror editado por Nosolorol dentro de su línea ConBarba. Se trata de un título ameno y divertido, con una clara influencia de las películas originales de Cazafantasmas y la trilogía de Men in Black entre otras. Los jugadores interpretan a un grupo de empleados de la empresa InSpectres, en un mundo donde lo sobrenatural es real y el Mal es una plaga que hay que combatir. Si un fantasma se instala en tu casa, si un zombi acosa a tu hija, si tus vecinos son vampiros y quieren chuparte la sangre, ¿a quién vas a llamar? InSpectres actúa como una empresa de control de plagas con alta tecnología, pero su objetivo es toda esa fenomenología paranormal y sobrenatural. Se estructura como una cadena de franquicias, de manera que los jugadores montan y gestionan su propia franquicia de InSpectres que pueden situar donde más les plazca, ya sea una ubicación real o inventada.

El juego está maquetado en blanco y negro las páginas interiores y las ilustraciones y con portada a color con el logo de la empresa. La estructura es sencilla y fácil de manejar y se puede consultar el manual sin complicaciones. El personaje jugador está basado en cuatro habilidades que cubren las diferentes áreas de experiencia: Cerebro (que representa la inteligencia del personaje), Cuerpo (que mide sus habilidades físicas), Tecnología (para manejar todo aparato e instrumental de alta tecnología) y Labia (para la interacción social). Además, el personaje cuenta con un talento único que le caracteriza e individualiza de los demás. También está la posibilidad de jugar con personajes sobrenaturales, como vampiros, zombis y hombres lobo, aunque esto es un extra que debe quedar limitado a un máximo de un personaje por partida para evitar saturar el juego. Pero esto no acaba aquí. Los jugadores trabajan para una franquicia de InSpectres... que ellos han montado. Es decir, son sus propios jefes y deben actuar como franquiciados. Por ello, el manual incluye unas sencillas reglas para crear y gestionar la empresa. Las tiradas son sumamente sencillas, ya que se tiran tantos dados de 6 caras como valor de la habilidad que se use y te quedas con el valor más alto. El resultado se compara en una tabla que indicará el nivel de éxito o fracaso.

Un apartado peculiar y característico de este juego es el "confesionario". Una partida de InSpectres (o una campaña) se puede llevar como si los jugadores estuvieran inmersos en un programa de telerrealidad, en los que las cámaras les siguen en su día a día durante el trabajo. Para ello, hay una opción que es el "confesionario", donde los jugadores pueden hacer revelaciones y hablar libremente "a solas". Cuando un jugador quiere acceder al confesionario, se le da la oportunidad de actuar como si estuviera en este realmente, interpretando su pase al mismo y narrando algún suceso ocurrido, que esté sucediendo en el momento o, incluso, futuro. Esto es una herramienta que enriquece las partidas y da la oportunidad a los jugadores de colaborar en la elaboración de la trama, aportando ideas, giros argumentales y semillas de futuro.

En cualquier caso, InSpectres es un juego ameno, divertido, sencillo de jugar y dinámico. No es para jugadores obsesionados con la acción y las mecánicas complejas. Se trata de una forma rápida de jugar y crear historias de tono de comedia de terror con un entorno ágil y narrativo. El juego te proporciona la excusa ideal para crear un grupo de personajes muy dispares pero que acaban trabajando juntos por un motivo y, por ello, pueden surgir situaciones muy divertidas y curiosas. Se trata de un título recomendable que no hay que dejar pasar y sí echarle un ojo por las posibilidades que tiene.