martes, 21 de octubre de 2014

The Whisperer in Darkness (2011)

Título: The Whisperer in Darkness
País: Estados Unidos
Productora: Fungi / H.P. Lovecraft Historical Society
Director: Sean Branney
Guión: Sean Branney, Andrew Leman (Historia: H.P. Lovecraft)
Reparto: Stephen Blackehart, Lance J. Holt, Barry Lynch, Casey Kramer, Andrew Leman, Conor Timmis, Annie Abrams, Matt Lagan, Mike Dalager, Sean Branney, Joe Sofranko

Sinopsis:
Adaptación cinematográfica de la historia corta de H.P. Lovecraft sobre un escéptico docente universitario experto en folklore desafiado por un erudito colega nativo de Vermont a comprobar la existencia de seres sobrenaturales en las montañas de la zona. (FILMAFFINITY)

Crítica:
The Whisperer in Darkness es un film independiente de terror y ciencia-ficción basada en el relato homónimo (El que susurra en la oscuridad) de H.P. Lovecraft. La película está rodada en Mythoscope, una mezcla de técnicas modernas y clásicas que pretenden crear la impresión de haber sido realizada durante los años 30, recuperando el aspecto y la impresión de las películas de terror de aquella época, como Drácula, King Kong y Franskenstein. El excelente trabajo de filmación y la interpretación de los actores logran recrear la atmósfera lovecraftiana de horror cósmico, así como transmitir la impresión de que no se está viendo una película reciente, sino un clásico restaurado.

El relato original se desencadena con la aparición de extraños cuerpos en los ríos de Vermont tras unas fuertes riadas e inundaciones, lo que provoca una fuerte discusión epistolar sobre el origen y significado de estos cuerpos entre dos bandos: los que creen que se trata de seres alienígenas ya nombrados en antiguas leyendas indias sobre seres alados que vinieron de las estrellas y los que achacan orígenes más mundanos a estos hallazgos. El protagonista, Albert N. Wilmarth, folklorista y escéptico convencido, participa activamente en este debate hasta que recibe una carta de un hombre de la región, Henry Akeley, que declara poder aclarar las cosas al respecto y tener pruebas sobre lo que realmente sucede en esa montañosa y aislada región. Con esta base, H.P. Lovecraft desarrolla su primera historia en la que hace una transición del terror puro a la ciencia-ficción, sin dejar de lado el horror cósmico, que sigue manejando con absoluta maestría.
La película sigue respetuosamente esta trama durante dos tercios de la misma, con algunos cambios, como la sustitución de la discusión epistolar en la prensa por un debate transmitido por radio entre Albert Wilmarth y Charles Fort (excelentemente caracterizado e interpretado por Andrew Leman). Sin embargo, las diferencias se acentúan en el momento en que Wilmarth acude a visitar a Akeley, donde la historia comienza a derivar por otros caminos, respetando la trama original pero añadiendo una nueva subtrama para completar la historia. En cuanto a estos cambios, vale la pena destacar la representación de los aparatos que permiten comunicarse a los cerebros, que en la película proyectan un holograma del rostro del individuo, o la interesante interpretación de la vaga descripción física de los propios Hongos de Yuggoth. Por supuesto, no hay que olvidar los tres amigos de Wilmarth que aparecen durante la primera parte de la película, basados en tres personajes de una partida del juego de rol "La Llamada de Cthulhu", creados y jugador por Sean Branney, Andrew Leman y un amigo. También vale la pena destacar la aparición de un biplano que Wilmarth ve en un granero de camino a la granja de Akeley, lo cual no hace falta decir más sobre su importancia en la película, tan sólo añadir esta cita de Leman al respecto: "If you have monsters that fly, you have to have a dogfight with a biplane." (Si tienes monstruo que pueden volar, tienes que meter una dogfight con un biplano) The Whisperer in Darkness. Dir. Sean Branney. 2011. DVD. Fungi, LLC, 2012. Special Features disc. "The Whisperer Behind the Scenes."
En conjunto, la película es una excelente adaptación de la obra lovecraftiana, combinando sabiamente el horror cósmico y la ciencia-ficción, como ya sucede en el original. Por supuesto, es de esperar una cierta variación y algunos cambios introducidos en la historia para su versión cinematográfica, pero que convierten esta película en una excelente visión alternativa del original, manteniendo la atmósfera con gran acierto y dando una perspectiva diferente. Un gran acierto y una interesante recomendación para los seguidores de Lovecraft y del cine de terror.